Causas del Trastorno Bipolar

causas trastorno bipolar

¿Cuáles son las causas del Trastorno Bipolar?

Una de las primeras dudas que nos surgen cuando hablamos del trastorno bipolar son las causas del mismo. Así pues, ¿cuál es la causa o causas del trastorno bipolar?

Recordemos que el trastorno bipolar consiste en un mal funcionamiento de los mecanismos bioquímicos que regulan el estado del ánimo. Estos mecanismos se localizan en el sistema límbico, que se encuentra en la zona central del encéfalo.

Causas del trastorno bipolar y relación con el sistema límbico.
Figura 1. Sistema límbico, regulador del estado del ánimo.

Podría seguir hablando de los grupos de neuronas, dentro del sistema límbico, encargadas de regular nuestras funciones primarias para la supervivencia, pero lo interesante es saber que el funcionamiento de este sistema es complejo y que está basado principalmente en dos factores:

  • Su propia constitución, determinado por factores genéticos.
  • Influencia de factores ambientales, que actúan como desencadenante de la enfermedad.

Causas del trastorno bipolar

Las causas son fundamentalmente biológicas, y entre ellas, la genética es la más importante.

Factores genéticos

Como acabo de comentar, desde el punto de vista científico, no hay dudas de que la causa principal del trastorno bipolar es de tipo genético. Sin embargo, las causas genéticas no lo explican todo.

Los estudios demuestran que los familiares de un paciente bipolar presentan un riesgo diez veces mayor de sufrir la enfermedad que una persona sin ningún familiar afectado.

Aunque podría pensarse que la influencia ambiental del entorno en el paciente puede ser una de las causas de la enfermedad (p. ej., el hijo de un hombre o mujer con la enfermedad podría “imitar” o aprender a comportarse como el progenitor), esto no es así.

Se ha comprobado que en gemelos idénticos (monocigóticos, que comparten el mismo código genético), la probabilidad de que se desarrolle un trastorno bipolar es del 60%.

Por contra, si se trata de gemelos distintos (bicigóticos, que simplemente han nacido el mismo día), esta probabilidad es del 25%.

Estos estudios también han demostrado que la enfermedad es mucho más frecuente en los padres biológicos que en los adoptivos, lo cual corrobora que los factores genéticos son mucho más importantes que los educativos o ambientales.

Factores ambientales

Aunque las causas del trastorno sean siempre orgánica, los desencadenantes de la enfermedad pueden no serlo. Es decir, factores externos pueden desencadenar el desarrollo de la enfermedad.

Los factores ambientales pueden ser de distinta índole:

  • Tipo psicológico, p. ej., estrés asociado a cambios en el trabajo o en entorno personal (relaciones de pareja o miembros de la familia que nacen o fallecen).
  • Tipo social, p. ej., mudanza o traslado del lugar de residencia a una nueva ciudad, país o cultura.
  • Alcohol y otros tóxicos, el consumo de drogas (como el cannabis, la cocaína, drogas de diseño…) puede actuar también como desencadenante de la enfermedad.
  • Sueño, el estrés junto con la falta de sueño y de descanso constituyen un combo que puede desencadenar el trastorno bipolar.

Otros desencadenantes

A parte de estos desencadenantes que acabamos de ver, existen épocas en las que el organismo es más propenso a las recaídas. Estas son:

  • Abandono del tratamiento.
  • Descompensaciones recientes.
  • Cambios estacionales.
  • Cambios de medicación.
  • Alteraciones significativas del sueño.
  • Régimen o dietas muy estrictos.

Como ya comenté en la entrada sobre la medicación, es frecuente que el paciente abandone la medicación en épocas de eutimia. Esto facilita la aparición de nuevos episodios.

Enfermedad genética

Antes de terminar la entrada de hoy, me gustaría dejar bien claro que las principales causas del trastorno bipolar se corresponden con la genética.

Por tanto, aprovecho a decir que de acuerdo a los estudios realizados al respecto, se estima que el riesgo de que los hijos, cuyo padre o madre tienen trastorno bipolar, padezcan también la enfermedad ronda el 15 o 20%.

En el caso de que padre y madre padecieran la enfermedad, la predisposición genética sería mayor y aunque es un riesgo considerable, conviene recordar que la probabilidad de que los progenitores no padezcan la enfermedad es superior al 80%.

Hasta aquí la entrada de hoy, causas del trastorno bipolar. Podría seguir hablándoos de los neurotransmisores (serotonina, dopamina, noradrenalina y otras) y cómo sus alteraciones de concentraciones provocan los síntomas de la enfermedad, pero se perdería el foco de la entrada y tampoco quiero eso.

Compartir es vivir

Espero que os haya gustado y que se haya entendido todo perfectamente. Si es así o si hay algo que todavía no quede claro, podéis hacérmelo saber en los comentarios.

Y por último y no por ello menos importante, compartir la información es básica para poder llegar a más personas. Es por eso, que me gustaría pedirte que compartieras esta entrada con aquella persona o personas que puedan considerar esta información de interés.

Cuanto más se sepa sobre la enfermedad, mayor entendimiento y comprensión habrá sobre la misma y antes conseguiremos acabar con el estigma que rodea al trastorno bipolar y al resto de enfermedades mentales.

Muchas gracias, un saludo y hasta la próxima entrada. 🙂

Un comentario en “Causas del Trastorno Bipolar”

  1. Muy bien explicado y planteado, dentro de toda la cantidad de multifactores desencadenantes del TAB, cada uno de nosotros, quizás haciendo un poco de retrospectiva, podamos dilucidar cual o cuales pudieron influirnos mas específicamente, en mi caso una fuerte carga genetica y lo digo asi, dado que de 3 hijos varones, 2 resultamos ser Bipolares, curiosamente, quien sabe si por ignorancia de otros tiempos en el estudio de estos trastornos, ningún miembro de mi familia de anteriores generaciones tuvo algún diagnostico relacionado con salud mental, y mucho menos tan específicamente como el de la Bipolaridad, tener presente que hoy en día se considera que las personas con trastorno bipolar, presentan una predisposición genética a desarrollar el mismo (con esto se nace), y posteriormente a este hecho cada individuo puede desarrollar el trastorno como tal o no, hay muchas cosas que aun no se demuestran científicamente, relacionadas con el TAB, lo que yo si me atrevería a decir hoy en día, es que si en el código genético no esta esta predisposición, la persona no desarrollara el TAB por alguna de las razones ya expuestas por Sergio, en lo particular creo firmemente que en mi caso hubo un componente relacionado con la falta de afectos en mi niñez, y concuerdo con el Dr. Psiquiatra Eduardo H Grecco, quien dice que el TAB esta fuertemente relacionado con esta causa, no todos tenemos los mismos desencadenantes, no todos somos cortados por la misma tijera, algunos tendrán componentes muy diferentes a otros y llegar al mismo resultado de desarrollar el TAB en nuestras vidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.