Reflexiones de una persona con trastorno bipolar

reflexiones trastorno bipolar

Reflexiones sobre el trastorno bipolar y otros aspectos

Aunque esta entrada se titula reflexiones de una persona con trastorno bipolar, realmente podría haber omitido “con trastorno bipolar”. Todas las personas tenemos reflexiones y éstas podrán estar relacionadas con mil y una cosas.

En esta ocasión, quiero salirme un poco de la dinámica del contenido del blog porque me apetece. Siempre escribo desde la sinceridad y esta vez no va a ser menos.

Puesto que mi vida es un conjunto de circunstancias, dentro de las cuales una de ellas es el trastorno bipolar, tiene sentido que no todo lo que escriba sea sobre este tema. Así pues, te invito a seguir leyendo y ser partícipe de estas ideas.

Reflexiones sobre el pasado

En septiembre del 2019, Realidad Bipolar vio la luz con su primera entrada Trastorno bipolar e hipocresía. Más de un año después, puedo decir que me siento satisfecho con la cantidad y calidad de contenido publicado, ya sea en formato de vídeo, audio o texto.

Dentro de unos días, se cumplirá un año desde que se creó el grupo de WhatsApp de apoyo mutuo de Realidad Bipolar. Grupo por el que ya han pasado más de 450 personas y que funciona como una muy valiosa herramienta para conectar personas y cuyos miembros se brindan apoyo estén o no diagnosticados con algún problema de salud mental.

Echando la vista atrás, el trabajo realizado y la inversión de tiempo ha sido grandísima, como también lo ha sigo el desgaste emocional de conectar y hablar con tantas personas. Además, lo difícil no es alcanzar una “excelencia”, sino mantenerla.

Reflexiones sobre el futuro

Si me conoces o formas parte del grupo de WhatsApp, es posible que sepas que el día 10 de octubre, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental, quería fundar una asociación para el apoyo y empoderamiento de personas diagnosticadas con trastorno bipolar y afines a la enfermedad y así fue.

Tres personas nos juntamos, firmamos los estatutos y el acta fundacional y así fue como empezó la historia de una asociación de la que ya os iré informando a medida que vayamos dando pasos. De momento, estamos pendientes de obtener un NIF para poder inscribirla en el Registro Nacional de Asociaciones.

Después, la verdad es que todo está por definir (obviamente tengo ideas en la cabeza y he ido hablando con bastantes personas y profesionales), pero sinceramente, no me preocupa.

Tengo claro que la idea es disfrutar del proceso y poco a poco se irá avanzando teniendo siempre como núcleo el apoyar a las personas y sus necesidades.

Reflexiones sobre el presente

Después de compartir las reflexiones sobre el pasado y el futuro, es turno del presente. A día de hoy, me encuentro estudiando un máster de Cooperación Internacional, haciendo deporte y con vistas a compaginar los estudios con un trabajo o prácticas extracurriculares.

El haber vuelto a casa, después de tantos años viviendo fuera, me generó cierta ansiedad las primeras semanas y hay días en los que me cuesta más hacer las cosas del día a día.

Por otro lado, todavía no me recuperé completamente del cansancio emocional de todos los meses de atrás. Además, la COVID-19 tampoco ayuda, pero eso es una circunstancia externa a mí que no puedo cambiar.

Es algo normal en todas las personas (tengan o no tengan un problema en salud mental) y sé que esas sensaciones -un tanto desagradables- son pasajeras. El consejo que me doy para que el ánimo no decaiga es aceptar mis emociones, trabajar por reforzar los estímulos positivos y tener paciencia.

Reflexiones generales de una persona con (o sin) trastorno bipolar

Para finalizar esta entrada, me gustaría compartir una serie de reflexiones generales y que fueron las que me empujaron a escribir esta entrada:

  • Escucha tu cuerpo y aprende a reconocer, identificar y entender tus emociones.
  • Cuando algo te gusta, disfruta de ello y no lo hagas por obligación porque puede que te deje de gustar.
  • Sé flexible y generoso contigo mismo o misma, permítete no estar siempre bien.
  • En caso de que lo necesites -y no necesariamente significa que tengas que estar mal- pide ayuda y déjate apoyar por las personas de confianza y los y las profesionales.
  • Mejor hecho que perfecto y si quieres alcanzar el éxito, sé constante y, sobre todo, disfruta del proceso.

Un saludo y hasta la próxima entrada. 🙂

reflexiones trastorno bipolar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.