Mi experiencia bipolar

experiencia bipolar

Rompiendo el anonimato bipolar

Desde mi experiencia, he pasado tanto momentos depresivos, maníacos, hipomanías, pródromos y, al final, todo se resume en gestionarte bien a ti mismo. Sí, estamos enfermos, pero desde mi punto de vista, es una suerte que tengamos tiempos de prórroga, y poder volver a ser nosotros mismos. ¿Y quien dice que después de cada recaída, no volvamos con más fuerza? Al fin y al cabo la enfermedad nos hace conocernos aún más a nosotros mismos, nos hace llevar vidas más saludables y nos pone a prueba. 

Tenemos que ser humildes, humanos, compasivos con nosotros mismos, soportar vernos peor en los malos momentos, manejar el estigma, y en cuanto suceda la autocomprensión y conozcamos mejor nuestros límites, creo que es hora de dar un paso hacia delante.

Por cierto, me llamo Marc Santamaria, diagnosticado en diciembre de 2015, habiendo sufrido una manía grave de tipo 1, una casi recaída controlada con medicación en Julio de 2019, y habiendo sufrido algunos pródromos a principios de Otoño de 2020. 

Estaba diciendo lo de dar un paso hacia delante, con esto me refiero a que, una vez comienzas a controlar la enfermedad, tanto las subidas como las bajadas, la euforia o el decaimiento, o en mi caso actualmente, el insomnio, ya puedes pensar en contribuir a la causa, tu causa. 

Me imagino que hay muchas formas de desestigmatizar la enfermedad, pero de momento la que me venía mejor a mi, para dar mis primeros pasos es justo lo que estoy haciendo ahora, escribirte a ti y hablar de ella sin tapujos. 

Realidad Bipolar fue el primer portal con el que yo me topé, fue desde donde entré por primera vez en un grupo de whatsapp y saludé a bipolares como yo, y también desde la cual gané mi primer concurso de fotografía de mi vida, compartiendo por primera vez públicamente la história en instagram que anunciaba el ganador, que era yo, y habiendo muchos amigos míos y otras personas que no sabían nada del tema. De hecho me felicitaron sin saber bien de qué se trataba el concurso.

Cuando conocí a Sergio, admiré su proyecto, pero de momento lo quería seguir desde la distancia. A diferencia, ahora quiero aportar mi granito de arena. ¿Por qué? Pues porque estoy promoviendo algo que me beneficia a mí en el largo plazo y a todas aquellas personas que lo han sufrido o vayan a hacerlo. Porque involucrarme significa seguir aprendiendo sobre la enfermedad que de vez en cuando tanto me frena. Y porque creo en Sergio, tiene una manera de ver las cosas muy humana, una gran autoestima, y habla desde la asertividad. Además quiere construir una infraestructura sin ánimo de lucro para beneficiar a toda la comunidad hispano hablante. Lo que me parece un punto de conexión muy interesante.

Podemos aprender desde nuestra propia experiencia, pero si lo compartimos, aprenderemos mejor. Un gran consejo que me dió una psicóloga , a la cual le tengo un aprecio enorme, (y que sin querer a veces me lo salto y pago las consecuencias), es ir escalando en la vida. Cuando te propones una actividad, céntrate en ella exclusivamente, e incorpora más elementos en tu vida a medida que estés estable y controles esa actividad. Pero no te precipites en abordar más de lo que puedes soportar. Los límites los vas poniendo tú en función de tu autoconocimiento.

Agradecimientos

Si estoy aquí, en eutimia escribiéndote, es gracias al apoyo que he ido teniendo durante todos estos años y que te invito a que tu también construyas. Es por ello, que no puede faltar mi enorme agradecimiento a mi familia y amigos más cercanos, que han vivido mis diferentes fases y van aprendiendo junto a mí sobre la enfermedad. Sin olvidar al enorme trabajo que hay detrás en cuanto a psicoeducación y psiquiatría.

Quiero agradecer también a Sergio, el autor de este proyecto, al haberme abierto los ojos ante la necesidad de luchar contra la desestigmatización de la enfermedad bipolar y del resto de enfermedades mentales. Todos somos enfermos mentales en algún momento de nuestras vidas, ya sea por estrés, irritabilidad, insomnio, ansiedad, etc. Compartir nuestras experiencias nos convierte en personas más abiertas a la diversidad.

Verdaderamente, estamos viviendo un nuevo diálogo social, en el cual, las enfermedades mentales deben abrirse paso hacia todos nosotros, y aprender a articular aquellos momentos más difíciles de nuestra condición humana como algo más natural, en cuanto a enfermedad mental se refiere.

Te agradezco enormemente el interés prestado, y espero de corazón que podamos construir una organización que vele especialmente por las necesidades de los bipolares, y así garantizar un mundo mejor.

experiencia bipolar

Un comentario en “Mi experiencia bipolar”

  1. Un cordial saludo para los que leais este artículo y este comentario

    Es muy aleccionador saber de tu experiencia y de como te ha ido con esto del trastorno bipolar,

    Para mi no está bien decir enfermedad mental, son mas bien trastornos mentales, o problemas mentales porque no se tratan de la misma forma que los problemas fisicos del cuerpo o enfermedades

    Esto de conocerte y aprender sobre lo que te pasó y como se salio de las situaciones problematicas es lo que hemos hecho quienes luchamos para vivir con este trastorno bipolar.

    Unbipolarmas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.